Aceite de coco para el pelo




 En los últimos años vemos como cada cierto tiempo, un nuevo producto se pone de moda y promete ser la solución a todos los problemas del cabello. ¿Es el aceite de coco una moda más o aporta de verdad beneficios para tu pelo? Y si de verdad funciona, ¿qué propiedades reales tiene?

El aceite de coco se ha utilizado desde siempre como hidratante para el cabello y para la piel. En aquellos países en los que disponen de estos frutos conocen muy bien todas sus propiedades y ahora parece que también empezamos a descubrirlas en Europa.

Totalmente natural, el aceite de coco aporta al pelo suavidad y, utilizado de manera habitual una o dos veces a la semana, ayuda a controlar el encrespamiento del pelo y contribuye a mejorar los problemas de sequedad del cuero cabelludo.

El aceite de coco como acondicionador del cabello

Los acondicionadores que venden en los supermercados tienen en su mayor parte siliconas. Estos productos no reparan el cabello, lo único que hacen es cubrirlo como si fuera un barniz pero sin reparar los daños.

El aceite de coco proporciona al cabello el grado óptimo de hidratación. Se recomienda usarlo antes de lavar el pelo dejándolo actuar unos veinte minutos antes de lavarlo. Para conseguir que actúe en profundidad puedes envolver el pelo en una toalla y darle calor con un secador.

Una vez que te laves el pelo verás que desenredarlo es muy fácil y que tu cabello está brillante y suave. No necesitarás utilizar ningún otro producto para desenredar el pelo y evitarás todos los químicos que normalmente usas para tratar tu melena.

El aceite de coco como tratamiento anticaspa

Casi todo el mundo conoce las propiedades del aceite de coc

o como suavizante para el cabello pero pocos saben que también es muy efectivo como tratamiento anticaspa. Hay muchos tipos de caspa y algunas se producen a consecuencia de irritaciones en el cuero cabelludo. La piel se reseca y cae formando caspitas que quedan en el cabello.

La propiedades hidratantes del aceite de coco son también beneficiosas para la piel del cuero cabelludo. Se debe de aplicar con un suave masaje y dejar actuar antes de aclararlo. Si se combina con un champú natural suave los resultados se verán muy pronto.

Si tu cuero cabelludo está muy irritado y seco, las primeras veces puedes usar el aceite de coco dejándolo actuar toda la noche. Solo tienes que poner una toalla en la almohada para evitar mancharla o usar un gorro de baño. Además de tener el pelo más bonito y sin caspa dejarás de tener los molestos picores de cabeza que acompañan a estas irritaciones.

El aceite de coco como tratamiento reparador

Nos encanta cambiar de imagen y nuestro cabello es una parte fundamental de la misma. Por eso es habitual utilizar tintes, mechas, permanentes y otros productos químicos sobre el cabello para modificar su color o su aspecto. Pero todos estos cosméticos acaban dañando el cabello, especialmente las puntas, que acaban abiertas y con muy mal aspecto.

Si no quieres tener que cortar el cabello, puedes usar el aceite de coco como tratamiento reparador. En este caso, no tienes por qué aplicarlo en todo el cabello, especialmente si este es graso, solo en la parte dañada. Se puede dejar actuar en el cabello seco tanto tiempo como se desee y, a continuación, lavarlo con un champú suave.

En pocas aplicaciones se verá como el pelo está mucho más nutrido, más suave y su aspecto es más saludable y bonito, evitando tener que cortar la melena para que esta se vuelva a ver sana y brillante.